Consejos para estudiar mejor

Cómo estudiar eficazmente en casa

Para bien o para mal, estudiar forma parte de la vida universitaria. También es una técnica que requiere paciencia, práctica y ensayo y error. Cuando pienses en los métodos de estudio más adecuados para ti, ten en cuenta los siguientes consejos. Puede que encuentres técnicas que te ayuden a sacar el máximo provecho de tus clases universitarias (tanto de las atractivas como de las no tan atractivas).

Las tabletas y otros medios de aprendizaje electrónico son cómodos y portátiles, pero las investigaciones sugieren que los materiales impresos tradicionales siguen teniendo ventaja cuando se trata de estudiar. Algunos investigadores sostienen que la adopción de hábitos interactivos como desplazarse, hacer clic y señalar mejora la experiencia académica, pero más del 90% de los estudiantes encuestados dijeron que prefieren una copia impresa o un dispositivo digital cuando se trata de estudiar y realizar trabajos escolares. Además, un profesor de psicología ha descubierto que los estudiantes necesitaban más repeticiones para aprender un nuevo material si leían en una pantalla de ordenador frente a la lectura de material impreso.

Aunque algunos expertos sostienen que la capacidad de concentración durante el silencio o la escucha de música mientras se estudia se deja a la preferencia personal, muchos están de acuerdo en que reproducir ciertos tipos de música, como la de «oscuros compositores del siglo XVIII», puede ayudar a los estudiantes a involucrar partes de su cerebro que les ayudan a prestar atención y hacer predicciones. Por no hablar de que escuchar música puede mejorar el estado de ánimo y cambiar toda la perspectiva sobre el estudio en general.

Cómo estudiar eficazmente para los exámenes

¿Busca esa ventaja adicional para lograr la grandeza en el estudio, o algunas estrategias de estudio sencillas para aumentar su confianza al embarcarse en un nuevo curso? Cada persona aprende de forma diferente, por lo que es importante que pruebes una serie de trucos de estudio para descubrir lo que mejor te funciona.

El caos organizado no es realmente organizado… ¡es sólo un caos! Y, por lo general, no te servirá de ayuda en tu empeño por dar lo mejor de ti en el estudio. El desorden físico y mental afecta negativamente a tu capacidad de concentración y de procesamiento de la información, así que intenta organizar tu espacio de estudio y tus prioridades de trabajo. Programe su tiempo de estudio, programe sus plazos y desordene su escritorio para conseguir los mejores resultados y reducir el estrés del estudio.

Mantener la motivación no siempre es fácil cuando te enfrentas a un reto, así que es importante que te des una buena dosis de inspiración de vez en cuando para levantar el ánimo y aumentar tu entusiasmo. Llama a un amigo cuando necesites que te dé ánimos, lee un libro sobre el éxito de uno de tus héroes o coloca algunas citas inspiradoras en tu espacio de estudio para recordar que tus objetivos profesionales son posibles y están a tu alcance.

Cómo preparar un examen

De adolescente, Faria Sana solía subrayar los libros con rotuladores. «Se suponía que los colores me decían cosas diferentes». Más tarde, recuerda, «no tenía ni idea de lo que se suponía que significaban esos textos resaltados».

También tomaba muchas notas mientras leía. Pero a menudo «sólo copiaba las palabras o las cambiaba de sitio». Ese trabajo tampoco ayudó mucho, dice ahora. En efecto, «era sólo para practicar mi caligrafía».

«Nadie me enseñó a estudiar», dice Sana. La universidad se hizo más difícil, así que trabajó para encontrar mejores técnicas de estudio. Ahora es psicóloga en la Universidad de Athabasca, en Alberta (Canadá). Allí estudia cómo los estudiantes pueden aprender mejor.

Estas condiciones pueden distraer de sus lecciones. Además, es probable que los estudiantes tengan que hacer más cosas sin un profesor o unos padres que les vigilen. Tendrán que gestionar su tiempo y estudiar más por su cuenta. Sin embargo, muchos estudiantes nunca aprendieron esas habilidades. Para ellos, dice Sana, puede ser como decirles a los alumnos que aprendan a nadar «sólo nadando».

Técnicas de aprendizaje

¿Alguna vez has sentido que tus hábitos de estudio no son suficientes? ¿Te preguntas qué podrías hacer para rendir mejor en clase y en los exámenes? Muchos estudiantes se dan cuenta de que sus hábitos de estudio en el instituto no son muy eficaces en la universidad. Esto es comprensible, ya que la universidad es muy diferente del instituto. Los profesores se involucran menos personalmente, las clases son más grandes, los exámenes valen más, la lectura es más intensa y las clases son mucho más rigurosas. Eso no significa que haya nada malo en ti; sólo significa que necesitas aprender algunas técnicas de estudio más eficaces. Afortunadamente, hay muchas estrategias de estudio activas y efectivas que han demostrado ser eficaces en las clases universitarias.

Este folleto ofrece varios consejos para estudiar de forma eficaz. Implementar estos consejos en tu rutina de estudio habitual te ayudará a aprender el material del curso de forma eficiente y eficaz. Experimenta con ellos y encuentra algunos que te funcionen.

Leer y releer simplemente los textos o los apuntes no es participar activamente en el material. Se trata simplemente de releer los apuntes. Hacer sólo las lecturas para la clase no es estudiar. Es simplemente hacer la lectura para la clase. La relectura conduce a un rápido olvido.