Condiciones y habitos de estudio

Malos hábitos de estudio

Cuando llegan los parciales y los exámenes, la falta de tiempo parece ser un tema común. Durante el trimestre, las responsabilidades de los estudiantes, las tareas y las actividades sociales suelen tener prioridad, lo que deja a algunos estudiantes con sólo unas horas para estudiar antes de un examen. Estas horas condensadas pueden llevar a los estudiantes a pasar toda la noche, lo que, con el tiempo, puede tener un efecto negativo en sus patrones de sueño. Los estudiantes necesitan descansar antes de un examen porque el sueño ayuda al cerebro a procesar y retener la información aprendida durante el día. Durante el sueño, esta información se clasifica y almacena, lo que es muy importante cuando el estudiante necesita recordar detalles. Las largas sesiones de estudio sin dormir son contraproducentes porque el cerebro sólo puede retener los aspectos generales de la información. En cambio, varias sesiones de estudio pequeñas permiten a los estudiantes retener más detalles sobre el tema estudiado.

Los estudiantes tienden a consumir bebidas energéticas para estimular su cerebro, aumentar la energía y mejorar la concentración, pero la estimulación continua del cerebro de esa manera aumenta el riesgo de dependencia. Además, las bebidas energéticas contienen muchas sustancias químicas nocivas que pueden perjudicar la salud de los estudiantes, y pueden provocar un aumento de la ansiedad, insomnio, dolores de cabeza e incluso un paro cardíaco.

Hábitos de estudio en psicología pdf

Las vacaciones de verano han quedado atrás, lo que significa la vuelta al cole para la mayoría. Si estás en el 8º al 11º curso, estos años de instituto son importantes para forjar tu futuro. Si estás pensando en ir a la universidad después del duodécimo curso, es posible que quieras entender mejor cómo maximizar tu tiempo de estudio, crear buenos hábitos, descubrir en qué eres bueno y descubrir tus intereses. Aquí tienes algunas ideas para aprovechar al máximo tus años de instituto.

Para mucha gente, la mayor diferencia entre el instituto y la universidad es la independencia. No habrá profesores que te hagan un seguimiento de los deberes o de las tareas, ¡todo dependerá de ti! Por eso, el instituto es un buen momento para aprender a crear tus propios horarios de estudio. Fija momentos durante la semana para estudiar y ten una idea clara de lo que tienes que hacer en esa sesión.

¿Quieres estudiar 20 minutos más cada día? ¿O levantarte antes para sacar una hora más al día? El mejor lugar para empezar es un rastreador de hábitos. Puedes hacer un seguimiento visual de cualquier hábito que estés intentando crear (o romper) y celebrar tus progresos en el camino. Hay muchas guías y aplicaciones gratuitas que pueden ayudarte a empezar. Recuerda, empieza poco a poco y date una palmadita en la espalda cada vez que te acerques a la creación de un nuevo hábito.

5 buenos hábitos de estudio

Si tus hábitos no se alinean con tu sueño, entonces necesitas cambiar tus hábitos o cambiar tu sueño – John C. MaxwellComo los estudiantes universitarios en medio de su primera resaca, juramos que nunca más esperaremos a estudiar en el último momento. Todos conocemos la eterna queja de los estudiantes de todo el mundo: “…si hubiera empezado a estudiar antes, no estaría en este lío”. Estudiar con eficacia es difícil. Obligarse a hacer cosas difíciles es, bueno, difícil. Sin embargo… hay un atajo.

Hábitos de estudio de los estudiantes en la nueva normalidad

BONO GRATUITOIngrese su correo electrónico a continuación para descargar un resumen en PDF de este artículo. El PDF contiene todos los hábitos que se encuentran aquí, más 5 hábitos extra exclusivos que sólo encontrarás en el PDF.ENVIARME EL PDF

Probablemente pienses que es imposible que un estudiante de alto nivel duerma lo suficiente, pero te equivocas. De hecho, dormir ocho horas antes de un examen es más efectivo que quedarse despierto hasta tarde, tratando de empollar toda la información.

Otro gran uso de tu tiempo libre es buscar a un compañero y hablar de lo que acabas de aprender. Esto es especialmente cierto si necesitas alguna aclaración o si tienes dudas sobre algo.

Por ejemplo, en historia puede ser la fecha de un acontecimiento importante. Escribe algunas preguntas de prueba en una hoja aparte mientras avanzas, como “¿Cuándo empezó la guerra?” o “¿Qué causó la guerra civil?”

BONO GRATUITOIngresa tu correo electrónico a continuación para descargar un resumen en PDF de este artículo. ¡El PDF contiene todos los hábitos que se encuentran aquí, más 5 hábitos extra exclusivos que sólo encontrarás en el PDF.ENVIARME EL PDF!