Concentrarse para estudiar en casa

Cómo disfrutar del estudio

En casa, la procrastinación y la distracción pueden impedirte cumplir con tus tareas y mantenerte fiel a tu horario. Ver Netflix, echar una siesta, navegar por las redes sociales u otras actividades son grandes asesinos de la productividad que te alejan de tus objetivos.

Elegir un espacio de estudio en casa es un buen punto de partida. Aunque la tentación de tumbarse en la cama y trabajar en la comodidad del colchón puede ser grande, es mucho mejor estudiar sentado en una silla, con una superficie plana delante, como una mesa.

Trabajar frente a la televisión tampoco es una idea inteligente. La falta de luz natural suele ser un problema cuando se está sentado frente a una pantalla todo el día, por lo que situarse cerca de una ventana puede reducir la presión sobre los ojos y hacer que te canses menos.

No a todo el mundo le gusta trabajar en ambientes tranquilos, así que si estudiar en lugares más concurridos, como cafeterías o terrazas, suele funcionar para ti, replicar ese ambiente con algo de música instrumental suave de fondo puede ser una buena idea.

Define tus objetivos y tareas específicas y asigna cada una de ellas a tu agenda. Es importante que crees y bloquees el tiempo para cada una de las tareas y que te esfuerces por cumplir lo máximo posible con lo que te propongas cada día.

Cómo estudiar en casa de forma eficaz

Trata tu estudio desde casa como si fueras a la biblioteca/clases. Fija una hora para levantarte, refrescarte, desayunar y vestirte.  Tener una rutina establecida puede proporcionar una estructura a tu vida y señalar a tu cerebro «es hora de trabajar».

Crear un límite físico entre tu zona de estudio y tu zona de descanso puede ser muy útil para mantenerte concentrado cuando estudias desde casa.  Esto también puede ayudarte a contener tu estrés académico en el espacio de estudio.

Es importante apartar el teléfono, desactivar las notificaciones de los mensajes y las redes sociales en el ordenador y cerrar las páginas web irrelevantes para minimizar las distracciones. Tomar apuntes durante las clases online también puede mantener tus manos ocupadas y ayudarte a centrar tu atención en el contenido de la clase.

Establece tiempos de descanso en tu sesión de estudio (por ejemplo, cada 45 minutos) para levantarte, moverte y activar diferentes partes de tu cerebro. Puedes estirarte, hacer una serie de saltos de tijera, caminar por la habitación y echar un vistazo a la vista por la ventana.

No puedo concentrarme en el estudio

Este artículo ha sido redactado por Bryce Warwick, JD. Bryce Warwick es actualmente el presidente de Warwick Strategies, una organización con sede en el área de la bahía de San Francisco que ofrece clases particulares personalizadas de primera calidad para el GMAT, el LSAT y el GRE. Bryce tiene un JD de la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington.

A menos que tenga un fuerte deseo de aprender la información o desarrollar una habilidad, puede ser difícil centrar toda su atención en un solo lugar. La televisión, los teléfonos inteligentes, las redes sociales, los amigos y la familia pueden distraerle de su objetivo de obtener buenos resultados en los estudios. Crea un entorno que te ayude a concentrarte. Establece un horario que maximice tu tiempo de estudio. Prueba diferentes técnicas de estudio y tómate descansos para no agobiarte demasiado. Estos son algunos de los mejores trucos que los científicos han ideado para ayudarte a aumentar tu concentración en el estudio

Este artículo ha sido redactado por Bryce Warwick, JD. Bryce Warwick es actualmente el presidente de Warwick Strategies, una organización con sede en el área de la bahía de San Francisco que ofrece clases particulares personalizadas de primera calidad para el GMAT, el LSAT y el GRE. Bryce es licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad George Washington. Este artículo ha sido visto 187.939 veces.

Cómo estudiar con plena concentración durante largas horas

Si estás acostumbrado a ir a la escuela o a la universidad cada día, puede ser difícil separar el estudio del tiempo libre y crear un equilibrio saludable entre la vida académica y la vida personal. Con las crecientes presiones y la reducción del tiempo libre, pronto puedes encontrarte fuera de una rutina regular y, eventualmente, con falta de motivación para estudiar.

El hogar tiene muchas distracciones agradables y, a menudo, es un entorno mucho más relajado que el aula. En primer lugar, es poco probable que tengas un profesor que te rete a alcanzar tu potencial, sino que eres responsable del trabajo que haces y del éxito de tus estudios.

A continuación te ofrecemos 10 consejos para estudiar con eficacia en casa. Inclúyelos como parte de tu rutina diaria de estudio para empezar a utilizar tu tiempo de estudio de forma más eficiente y mantener tu aprendizaje por delante del resto.

El primer paso para motivarte a estudiar en casa consiste en crear un espacio designado para el aprendizaje y la revisión. Ya sea un escritorio en tu dormitorio o una parte de la mesa de la cocina, asegúrate de sentarte en este mismo espacio cada vez que quieras estudiar, para que tu cuerpo adquiera la rutina de saber que éste es el espacio en el que debe concentrarse.