Con que estudio se detecta un tumor cerebral

Análisis de sangre para tumores cerebrales

Mindee es una ejecutiva con experiencia y líder senior en gestión de marcas y negocios, marketing integrado y desarrollo de personas. Cuenta con un historial probado de impulso del crecimiento de los ingresos, los márgenes y las acciones en empresas de varios millones de dólares. A lo largo de sus 15 años de carrera en la gestión de marcas, ha dirigido el marketing transformador y la innovación en algunas de las marcas más reconocidas universalmente, como Kraft Foods, Oscar Mayer, Lunchables, Halls, Trident y Applebee’s.

Mindee es una experimentada estratega de marcas y le apasiona extraer información sobre los consumidores, los clientes y las categorías para construir negocios, marcas y equipos a nivel global y nacional. En su tiempo libre, sigue asesorando a empresas de nueva creación y a organizaciones sin ánimo de lucro en la creación de bases sólidas de marca y en el desarrollo de estrategias eficaces de comercialización. Antes de dedicarse a la gestión de marcas, pasó una década en el desarrollo de software y la gestión de productos, liderando la mejora de procesos y la innovación digital en sistemas empresariales y banca electrónica.

Primeros síntomas de un tumor cerebral

ResumenSe supone que los resultados de los análisis de sangre rutinarios contienen mucha más información de la que suelen reconocer incluso los clínicos más experimentados. A partir de los análisis de sangre rutinarios de 15.176 pacientes neurológicos construimos un modelo predictivo de aprendizaje automático para el diagnóstico de tumores cerebrales. Validamos el modelo mediante un análisis retrospectivo de 68 pacientes consecutivos con tumores cerebrales y 215 pacientes de control que acudieron al servicio de urgencias neurológicas. En la muestra de validación sólo se incluyeron los pacientes con datos de imágenes de la cabeza y análisis de sangre rutinarios. La sensibilidad y la especificidad del modelo tumoral adaptado en el grupo de validación fueron del 96% y el 74%, respectivamente. Nuestros datos demuestran la viabilidad del diagnóstico de tumores cerebrales a partir de análisis de sangre rutinarios utilizando el aprendizaje automático. La precisión diagnóstica reportada es comparable y posiblemente complementaria a la de los estudios de imagen. El enfoque de aprendizaje automático presentado abre una vía completamente nueva en el diagnóstico de estas graves enfermedades neurológicas y demuestra la utilidad de la valiosa información obtenida a partir de análisis de sangre rutinarios.

Causas de los tumores cerebrales

Un tumor cerebral es un conjunto de células anormales que crece en el cerebro o alrededor de él. Supone un riesgo para el cerebro sano al invadir o destruir el tejido cerebral normal o al comprimir y desplazar el cerebro. Dado que el cerebro está encerrado dentro del cráneo, que tiene una cantidad fija de espacio, un tumor cerebral en crecimiento puede causar un daño significativo al cerebro. Los tumores cerebrales pueden ser malignos (también llamados cáncer cerebral) o benignos (no contienen células cancerosas). Pueden ser primarios (comienzan dentro del cerebro) o metastásicos (las células cancerosas de otra parte del cuerpo se desplazan al cerebro). Algunos de estos tumores pueden extenderse y afectar a la médula espinal, una extensión del cerebro.

Su médico puede solicitar una resonancia magnética de la cabeza o de la columna vertebral, una resonancia magnética funcional del cerebro, un TAC de la cabeza, una angiografía cerebral, una mielografía, una biopsia o una punción lumbar para ayudar a diagnosticar y evaluar su enfermedad. Pueden realizarse otras pruebas de imagen si su médico sospecha que su tumor se ha extendido a otras partes del cuerpo. El tratamiento dependerá del tamaño y el tipo de tumor, su ritmo de crecimiento y su estado de salud general. Las opciones incluyen la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia biológica dirigida o una combinación de ellas.

Imágenes de TC de tumores cerebrales

Si los signos o síntomas sugieren que podría tener un tumor cerebral o medular, el médico le preguntará sobre su historial médico, centrándose en sus síntomas y en cuándo empezaron. El médico también comprobará el funcionamiento del cerebro y la médula espinal mediante pruebas de reflejos, fuerza muscular, visión, movimiento de los ojos y la boca, coordinación, equilibrio y estado de alerta.

Si los resultados del examen son anormales, es posible que le remitan a un neurólogo (médico especializado en el tratamiento médico de las enfermedades del sistema nervioso) o a un neurocirujano (médico especializado en el tratamiento quirúrgico de las enfermedades del sistema nervioso), que le hará un examen neurológico más detallado y puede solicitar otras pruebas.

Las imágenes por resonancia magnética (IRM) y la tomografía computarizada (TC) se utilizan con mayor frecuencia para buscar enfermedades cerebrales. Estas exploraciones casi siempre mostrarán un tumor cerebral, si es que lo hay. Los médicos también pueden hacerse una idea del tipo de tumor que puede ser, basándose en el aspecto del escáner y en su ubicación en el cerebro.