Competencias del jefe de estudios lomce

Competencias clave europeas

La LOMCE te pedirá que elijas un itinerario de estudios y cursarás las asignaturas de acuerdo con ese itinerario.    Por ejemplo, al elegir la Científica, cursarás Física, Química y Biología en lugar de Geografía o Filosofía.    Si eliges la Social, no cursarás asignaturas de ciencias y te centrarás en las humanidades.    Si eliges la Artística, harás más teatro, música y arte que humanidades o ciencias.    La LOMCE te prepara para profundizar en el conocimiento de un área en lugar de ampliarlo.    En este aspecto, es similar a los A-Levels.

En cambio, el IBDP se centra en la amplitud más que en la profundidad (aunque el contenido del curso es bastante detallado).    En el PDIB, cursarás dos idiomas, una asignatura de ciencias, una de humanidades, una de matemáticas y una sexta asignatura (que puede ser de Artes [Grupo 6] o cursar otra asignatura de ciencias o humanidades).    De este modo, te aseguras adquirir conocimientos en varias áreas del saber.

La LOMCE fomenta la memorización, evidente en asignaturas como Lengua Castellana y Literatura o Historia de España.    Como alguien que cursó los cuatro años de ESO (Educación Secundaria Obligatoria), me encontré vomitando datos de la cabeza para responder a preguntas como “¿Cuándo se escribió X?” o “Nombra las diferencias entre X e Y dictaduras”.    La LOMCE tampoco fomenta mucho la redacción de redacciones y, cuando tienes que escribir una, es bastante corta.

8 competencias clave escuela europea

La educación en España está regulada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) que desarrolla el artículo 27 de la Constitución Española de 1978[1] El sistema educativo español es obligatorio y gratuito para todos los niños entre 6 y 16 años y está sostenido por el gobierno nacional junto con los gobiernos de cada una de las 17 comunidades autónomas del país.

En España, la educación primaria y la secundaria se consideran educación básica (obligatoria). Se trata de Primaria (6-12 años), que es el equivalente español de la escuela elemental y el primer año de la escuela media, y Secundaria (12-16 años), que sería una mezcla de los dos últimos años de la escuela media y los dos primeros años de High school en Estados Unidos.

En 2020-21, España cuenta con 9.909.886 alumnos. El grupo más numeroso corresponde a la educación primaria, con 4.654.727 estudiantes, seguido de la educación secundaria, con 2.730.036, y los universitarios, con 1.633.358. El grupo más pequeño es el de la formación profesional, con 887.710 alumnos[4].

Programa de aprendizaje permanente de la Unión Europea

Desde 2013, la prueba CDI se ha adaptado reglamentariamente a la evaluación externa definida en la ley de reforma educativa LOMCE, adoptada a nivel español ATLASSAWA MUNDIAL DE RENDICIÓN DE CUENTAS EN MADRID

descripciónLa prueba CDI se introdujo en Madrid en 2005, durante el primer periodo del mandato de la presidenta Esperanza Aguirre, que puso en marcha profundas reformas en los colegios madrileños. La prueba se adoptó como reacción a los malos resultados de la Inspección Regional en el curso 2003-2004, y se concibió como un instrumento necesario para controlar la calidad educativa. En concreto, se esperaba que la prueba orientara a los profesores sobre la adquisición de conocimientos y destrezas básicas por parte de los alumnos, informara a los padres sobre los resultados de aprendizaje de sus hijos y proporcionara a los centros escolares y a la administración pública datos para promulgar posibles planes de mejora. La prueba se amplió a la educación secundaria inferior en 2008 con los mismos objetivos y enfoque.

En las primeras ediciones, los resultados se publicaban en forma de clasificación. Sin embargo, debido a las importantes críticas recibidas por parte de la comunidad educativa, la prueba ya no se publica en formato de ranking, sino de explorador escolar. A pesar de que los resultados del CDI no tienen consecuencias formales o directas para los estudiantes o los centros escolares, la publicación de los resultados de las pruebas escolares en un entorno de libre elección contribuye a que la prueba ejerza una mayor presión performativa sobre los centros escolares.

Competencias del jefe de estudios lomce del momento

Según el nuevo artículo 6 bis de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, corresponde al Gobierno el diseño del currículo básico, en relación con los objetivos, competencias, contenidos, estándares y resultados de aprendizaje evaluables y criterios de evaluación, que garantice el carácter oficial y la validez en todo el territorio nacional de las titulaciones a que se refiere esta ley orgánica.

Uno de los pilares centrales de la reforma educativa operada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, descansa en una nueva configuración del currículo de la educación secundaria obligatoria y del Bachillerato. En el bloque de asignaturas se garantizan los conocimientos y destrezas para adquirir una formación sólida y continuar aprovechando las etapas posteriores en aquellas materias que deben ser comunes a todos los alumnos y que, en todo caso, deben ser evaluadas en las evaluaciones finales de etapa. El bloque de asignaturas específicas permite una mayor autonomía en la fijación de horarios y contenidos de las materias, así como para configurar su oferta. El bloque de asignaturas de libre configuración supone el mayor nivel de autonomía, en el que las administraciones educativas y en su caso los centros pueden ofertar sus propias asignaturas de diseño, incluyendo el tronco o materias específicas. Esta distribución no se debe a la importancia o carácter instrumental o fundamental de las materias, sino al reparto de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas, según la Constitución Española.