Colores buenos para estudiar

El mejor color para recordar las cosas

Al otro lado del mundo, hay pocos autónomos, redactores de contenidos y otros profesionales que puedan tener ideas únicas cuando las paredes de su oficina en casa están pintadas con texturas atrevidas y su escritorio está lleno de artículos de decoración ecléctica.

Para su estudio, debe considerar los colores (o las combinaciones de colores) que le resulten beneficiosos y que puedan convertir su lugar en una máquina de productividad al mejorar su concentración junto con su poder de aprendizaje y memorización.

Ha trabajado como pintor durante más de una década para atender a los clientes de zonas como Charleston, Mount Pleasant, Beaufort, Georgetown, SC (Carolina del Sur). Hoy en día, en su tiempo libre, le gusta leer y escribir sobre las nuevas técnicas que se están implementando en su profesión. Puede leer más sobre él aquí o ponerse en contacto con él aquí.

Paleta de colores para el aprendizaje

Piensa en el sol naranja que se pone en el horizonte. Bonito, ¿verdad? Es cierto, el naranja puede ser un color acogedor y que levanta el ánimo de los estudiantes, lo que a su vez favorece el confort y mejora el funcionamiento neuronal.

Algunas investigaciones sugieren que las personas con un trabajo altamente intelectual, que requiere una gran carga cognitiva, por ejemplo, los programadores o los académicos, son más productivos en un entorno azul. Eso sí, la vida no puede ser demasiado monocromática: hay que equilibrarla con colores más cálidos. Estos se pueden encontrar utilizando el lado opuesto de la rueda de color. El azul se utiliza mejor en situaciones de aprendizaje que suponen un reto. El papel azul, la tinta azul o el subrayado azul también pueden servir para mejorar la comprensión de la lectura. El azul, en general, parece ser un color relajante y calmante, pero los tonos más claros parecen más “amigables”, mientras que los más oscuros parecen un poco más sombríos. Volviendo a los expertos, muchos psicólogos del color recomiendan utilizar colores azules, pero añadiendo un poco más de fuerza con el naranja, especialmente para resaltar información (como hemos mencionado antes).

Psicología del color

La psicología del color de las habitaciones es una parte integral de su vida diaria, que afecta a su estado de ánimo y a sus niveles de energía con sólo el color de la habitación que elija para sus paredes. Los colores de las habitaciones de su casa también son un reflejo directo de su personalidad. Las personas que viven en una casa la embellecen eligiendo colores que reflejan sus preferencias y personalidades. El color tiene el poder de cambiar la forma y el tamaño de los muebles, así como la forma y el tamaño de la propia habitación.

La selección de colores no es difícil si uno se equipa con alguna información básica sobre el color y sus efectos. Las tendencias de color van y vienen, así que no hay que preocuparse por las tendencias para tener una casa bonita, especialmente cuando se quiere vender. El truco consiste en mezclar los colores que le gustan en una combinación agradable, pero la elección de combinaciones de colores es uno de los pasos más intimidantes para los principiantes.

Aunque la mayoría de nosotros no pasa mucho tiempo pensando en el color de las habitaciones, éste nos afecta cada día. El color de la habitación puede influir en nuestro estado de ánimo y nuestros pensamientos, y nos afecta de muchas maneras, dependiendo de la edad, el sexo, el origen étnico y el clima. Ciertos colores o incluso grupos de colores tienden a recibir una reacción común de la mayoría de la gente, por lo que es tan importante elegir los colores sabiamente cuando se trata de decorar.

Buenos colores para la sala de estudio

Utilice el color para aprender y luego para recordar la información. Los estudios realizados en personas con la enfermedad de Alzheimer demostraron que la memoria mejora con las señales de color. Otros estudios demostraron que los alumnos recuerdan mejor las imágenes si son en color y no en blanco y negro.

Por ejemplo: cuando se crean mapas de pensamiento (también llamados organizadores gráficos) se diferencian y organizan los temas y subtemas por colores y tonos. De este modo, cuando los alumnos necesiten recordar, serán capaces de recordar tanto las señales de color como la información.

¿Por qué crees que las señales de Stop son rojas? El rojo grita ¡presta atención!  El rojo ayuda a los alumnos a recordar datos y cifras. El rojo sobre blanco es más fácil de leer. Pero un poco da para mucho, así que usa el rojo con moderación.

Se dice que el azul fomenta la creatividad y los sentimientos de paz. Los educadores pueden utilizar el azul para situaciones de aprendizaje que supongan un reto. Pruebe a utilizar papel azul para la información compleja o la tinta azul puede mejorar la comprensión de la lectura.

El naranja, acogedor y que levanta el ánimo, puede ayudar a los alumnos a sentirse cómodos, lo que a su vez mejora la función cerebral. Algunas investigaciones afirman que las gafas de color naranja mejoran el estado de ánimo de una persona. Curiosamente, las gafas naranjas bloquean eficazmente la luz azul de los aparatos electrónicos que puede interferir con la melatonina y el sueño.