Claves para ser un buen estudiante

Cómo ser un buen estudiante en clase

¿Sabías que alrededor del 20% de los estudiantes universitarios de cuatro años terminarán su primer año con notas de suspenso? No es ningún secreto que la universidad es dura. Por eso es importante saber cómo ser mejor estudiante.La mayoría de las veces, sin embargo, el problema no está en la capacidad del estudiante para aprender o entender el material, sino en su forma de vivir. Si quieres saber cómo ser mejor estudiante, en este artículo encontrarás 23 consejos sencillos pero muy prácticos para alcanzar tu máximo potencial como estudiante.

“En general, diría que un buen estudiante es aquel que aprovecha al máximo su tiempo aquí [en la universidad], acepta la responsabilidad de su aprendizaje y aporta personalidad y energía al aula”.

En resumen, para convertirte en un mejor estudiante, tienes que aprender a ser responsable, a comprometerte y a aprovechar tu tiempo en la universidad.Aunque hay múltiples formas de conseguirlo, aquí tienes nuestros 23 consejos sobre cómo convertirte en un estudiante de éxito que puedes poner en práctica ahora.

La participación en clase es fundamental para comprender la asignatura y tener éxito en los estudios. Aunque creas que sabes de qué va la clase, participando profundizarás en tus conocimientos y los grabarás en tu mente.Los estudios demuestran que el GPA baja, a medida que los estudiantes disminuyen su participación.Otras investigaciones demuestran, que el 72% de los estudiantes que aumentaron su participación, vieron mejoradas sus notas.No debes avergonzarte al hacer preguntas o dar respuestas erróneas. Recuerda que lo haces por tu bien y que la forma correcta de aprender es participando activamente y aprendiendo de los errores.

Cómo ser un buen estudiante

Tener éxito en la universidad no sólo significa sentarse en clase, tomar apuntes y hacer bien los exámenes. Poseer ciertas habilidades ayudará a su hijo a tener éxito en todos los aspectos de la universidad, dentro y fuera del aula. Echa un vistazo a esta lista de habilidades que tu estudiante debería empezar a desarrollar para prepararse para la universidad.

El viejo refrán que dice que “el que chirría, engrasa” tiene su razón de ser: es cierto. Es probable que en la universidad tu hijo tenga que dar la cara en varias ocasiones y hacer oír su voz. Dependiendo de la situación y del estudiante, puede ser difícil. Pero cuanto más lo haga, más fácil le resultará.

Cuando tu hijo esté solo en la universidad, tendrá que ser responsable de todo. Levantarse a tiempo para ir a clase, hacer sus deberes, prepararse la comida… todo dependerá de ellos. Ayúdales a prepararse dándoles más responsabilidades en casa. No les despiertes (aunque se queden dormidos), no les preguntes si han hecho los deberes, haz que se preparen la comida unos días a la semana. Puede que sea un poco duro, pero a la larga les beneficiará.

Cómo ser un buen estudiante párrafo

Lo que más desean los profesores es que sus alumnos crezcan y mejoren. Son conscientes de que en sus aulas hay alumnos con distintos niveles de capacidad y lo único que quieren es que cada uno de ellos se convierta en una versión mejor de sí mismo. El trabajo de un profesor consiste en diferenciar la enseñanza para proporcionar a cada alumno una educación que satisfaga sus necesidades individuales, lo cual es un reto, pero los profesores eficaces lo consiguen.

Aunque la enseñanza altamente eficaz es importante, no es responsabilidad exclusiva del profesor asegurarse de que los alumnos rinden bien. Al fin y al cabo, los profesores no pueden controlar en última instancia el esfuerzo de los alumnos. Los profesores están para guiar, no para obligar.

Los alumnos deben venir preparados para absorber conocimientos y esforzarse al máximo por aplicar lo que aprenden a sus vidas. Cada alumno vive la escuela de forma diferente, pero todos pueden mejorar y convertirse en mejores estudiantes si lo intentan. Convertirse en un estudiante sobresaliente puede hacer que tengas mucho más éxito en todas las áreas de la escuela, desde las relaciones con los profesores hasta los estudios.

Cómo ser mejor estudiante en la universidad

Un buen expediente académico puede abrirte muchas puertas en el futuro. Y lo que es más importante, a través del proceso de convertirte en un estudiante sobresaliente, aprenderás valores como el trabajo duro, la disciplina y la determinación.

(b) Programa un momento fijo cada semana en el que repases los acontecimientos que te esperan en los próximos dos meses. Marca cuándo empezarás a preparar ese examen de Matemáticas, a trabajar en ese proyecto de Historia o a escribir ese trabajo de Inglés.

(b) Asigna una sección de la carpeta a cada una de tus asignaturas. Además, reserva la sección de la parte delantera de la carpeta para los deberes incompletos de todas las asignaturas. Etiqueta cada sección, por ejemplo: Matemáticas, Física, Inglés, Deberes incompletos (todas las asignaturas).

(b) Todos los días, al volver del colegio, consulta la lista de deberes. Al mismo tiempo, abre tu calendario. Busca bloques de tiempo en tu calendario en los que puedas completar cada uno de los puntos de tu lista de deberes. Prioriza las tareas cuyo plazo de entrega sea más urgente.

(c) Al final de cada día, mira tu calendario para ver si hay alguna tarea (que ya se haya convertido en cita) que tenías previsto terminar, pero no has podido. Añade esas citas a otro día que sea bastante anterior a la fecha de entrega.