Ciencia que estudia los fenomenos atmosfericos

Climatología

La meteorología es una rama de las ciencias atmosféricas (que incluye la química atmosférica y la física atmosférica) centrada principalmente en la predicción del tiempo. El estudio de la meteorología se remonta a milenios atrás, aunque los avances significativos en este campo no comenzaron hasta el siglo XVIII. En el siglo XIX se produjeron modestos avances en este campo tras la creación de redes de observación del tiempo en amplias regiones. Los intentos anteriores de predicción del tiempo dependían de los datos históricos. No fue hasta la elucidación de las leyes de la física y, más concretamente, el desarrollo del ordenador, que permitió la solución automatizada de un gran número de ecuaciones que modelizan el tiempo, en la segunda mitad del siglo XX, que se lograron avances significativos en la previsión meteorológica. Una rama importante de la previsión meteorológica es la previsión meteorológica marina en relación con la seguridad marítima y costera, en la que los efectos meteorológicos incluyen también las interacciones atmosféricas con las grandes masas de agua.

Los fenómenos meteorológicos son acontecimientos meteorológicos observables que se explican mediante la ciencia de la meteorología. Los fenómenos meteorológicos se describen y cuantifican mediante las variables de la atmósfera terrestre: temperatura, presión atmosférica, vapor de agua, flujo de masa, y las variaciones e interacciones de estas variables, y cómo cambian con el tiempo. Se utilizan diferentes escalas espaciales para describir y predecir el tiempo a nivel local, regional y global.

Capas de la atmósfera

La tecnología ha hecho que las ciencias atmosféricas pasen de ser una disciplina incipiente a una empresa mundial. Los descubrimientos en este campo conforman un amplio espectro de decisiones: qué ropa usar al aire libre, si los aviones deben volar, cómo tratar el tema del cambio climático, etc.

Este libro presenta una evaluación exhaustiva de las ciencias atmosféricas y ofrece una visión de futuro y una serie de recomendaciones para las autoridades federales, la comunidad científica y los administradores de la educación.

¿Cómo contribuyen las ciencias atmosféricas al bienestar nacional? En el contexto de esta pregunta, el panel identifica imperativos en la observación científica, recomienda direcciones para la investigación de modelos y pronósticos, y examina cuestiones de gestión, incluyendo el creciente problema de la disponibilidad de datos meteorológicos.

Se examinan en detalle cinco subdisciplinas -física, química, dinámica y previsión meteorológica, física de la alta atmósfera y del espacio cercano a la Tierra, clima y cambio climático- y su situación a medida que la ciencia entra en el siglo XXI, incluyendo recomendaciones para la investigación. Este libro, de fácil lectura, será de interés para los responsables de la formulación de políticas del sector público y de la toma de decisiones del sector privado, así como para los investigadores, educadores y estudiantes de ciencias atmosféricas.

La atmósfera

Las partículas de aerosol son diminutas partículas líquidas o sólidas que flotan en el aire. La física de los aerosoles es esencial para comprender la calidad del aire, el cambio climático y la producción de nanomateriales. Los científicos especializados en aerosoles investigan una gran variedad de fenómenos asociados a las partículas de aerosoles atmosféricos y a la conversión de gases en partículas relacionada con ellos, utilizando métodos experimentales, teóricos, basados en modelos y de análisis de datos que mejoran constantemente. Como graduado de esta línea será un experto en

La geofísica hidrosférica estudia el agua en todas sus formas utilizando métodos físicos. Incluye la hidrología, la criología y la oceanografía física. La hidrología incluye el estudio de las aguas superficiales, como los lagos y los ríos, los ciclos hidrológicos globales y locales, así como los recursos hídricos y la geohidrología, el estudio de las aguas subterráneas. La criología se centra en los fenómenos de la nieve y el hielo, incluyendo el balance de masas y la dinámica de los glaciares, la física del hielo marino, los efectos de la cubierta de nieve y las heladas en el suelo. La oceanografía física abarca

La meteorología es la física de la atmósfera. Su aplicación más conocida es la predicción del tiempo, pero los conocimientos meteorológicos también son esenciales para comprender, predecir y mitigar el cambio climático.    Los meteorólogos estudian los fenómenos atmosféricos en una amplia gama de escalas espaciales y temporales utilizando la teoría, las simulaciones de modelos y las observaciones. El campo de la meteorología es un precursor de la informática: el desarrollo de la teoría del caos, por ejemplo, fue provocado por el comportamiento inesperado de un modelo informático meteorológico. La meteorología en ATM-MP se divide a su vez en meteorología dinámica y biometeorología. La meteorología dinámica se ocupa de la dinámica atmosférica a gran escala y de las técnicas de modelización y observación. En comparación, la biometeorología se centra en las interacciones entre la atmósfera y la superficie subyacente, combinando las observaciones y la modelización para estudiar los flujos de gases de efecto invernadero y la energía con vínculos a los ciclos biogeoquímicos, por ejemplo. Como graduado de la línea de meteorología, será un experto en fenómenos atmosféricos que podrá producir nueva información valiosa y compartir sus conocimientos.

Ciencia atmosférica

Hay algunas herramientas que existen desde hace generaciones. Las veletas miden la dirección del viento y los anemómetros la velocidad del mismo. La llegada del programa espacial y de la NASA ha aumentado la información que los científicos pueden recoger. Ahora hay múltiples satélites, así como la Estación Espacial Internacional, que orbitan alrededor de la Tierra, tomando fotografías y recopilando datos para comprender mejor la atmósfera terrestre y el clima.

Las masas de aire son áreas de aire con los mismos niveles de temperatura y humedad. Se caracterizan por su origen. Cuanto más tiempo permanezca una masa de aire estacionada sobre su origen, más características tendrá de la tierra que se encuentra debajo. Las masas de aire polares serán obviamente más frías que las tropicales. A medida que las corrientes en chorro de la alta atmósfera mueven las masas de aire, éstas adquieren más calor o contenido de agua. Cuando las masas de aire convergen, crean frentes. Un frente frío se produce cuando una masa de aire frío sustituye a una masa de aire caliente o templado. Un frente cálido es lo contrario. También puede haber un frente estacionario cuando coexisten ambas masas de aire. La mezcla de aire cálido y frío también es un buen indicador de dónde se producirán las precipitaciones. Meteorología a escala globalComo se ha mencionado anteriormente, el clima es a gran escala e histórico. Sin embargo, la meteorología abarca eventos a gran escala. La mayor escala es la global. La posición del sol y la inclinación de la tierra sobre su eje dan lugar a un clima a escala global. La circulación del aire en la atmósfera sobre los polos y alrededor del ecuador es responsable de la ubicación de los frentes cálidos y fríos, así como de las zonas de alta o baja precipitación total. En una zona concreta, el clima puede ser cálido en invierno y abrasador en verano. Un cambio en el tiempo global podría modificar las condiciones de la región, cambiando así el tiempo local, pero no necesariamente el clima. El fenómeno de El Niño es probablemente el acontecimiento global más conocido.