Ciencia que estudia los billetes

Significado de Numismático

Los especialistas, conocidos como numismáticos, suelen caracterizarse como estudiantes o coleccionistas de monedas, pero la disciplina también incluye el estudio más amplio del dinero y otros medios de pago utilizados para resolver deudas e intercambiar bienes.

Se denominan “curiosas” las primeras formas de dinero utilizadas por las personas, pero se excluye el uso de otros bienes en el intercambio de trueque, incluso cuando se utilizan como moneda circulante (por ejemplo, los cigarrillos en la cárcel). Como ejemplo, el pueblo kirguís utilizaba los caballos como principal unidad monetaria, y daba pequeñas monedas en pieles de cordero;[1] las pieles de cordero pueden ser adecuadas para el estudio numismático, pero los caballos no. Durante siglos se han utilizado muchos objetos, como conchas de vaca, metales preciosos, granos de cacao, piedras grandes y gemas.

A lo largo de su historia, el propio dinero se ha convertido en un bien escaso, aunque no tiene por qué serlo. Se han utilizado muchos materiales para formar dinero, desde metales preciosos naturalmente escasos y conchas de vaca, pasando por cigarrillos, hasta dinero totalmente artificial, llamado dinero fiduciario, como los billetes. Muchas monedas complementarias utilizan el tiempo como unidad de medida, mediante una contabilidad de crédito mutuo que mantiene intacto el equilibrio del dinero.

Dinero – Rupias indias | Libro de Matemáticas B | Bígaro

El coleccionismo de monedas y billetes es una de las aficiones del prof. E. Norkus desde su infancia. La exposición “Ciencia y científicos en monedas y billetes” es muy especial y la primera de este tipo no sólo en Lituania, sino también, según el prof. E. Norkus, probablemente en todo el mundo. En la exposición hay dinero de diferentes países, gastado en diferentes épocas, que representa los retratos más famosos de científicos de talla mundial y acontecimientos importantes en diversos campos de la ciencia. Los coleccionables reunidos abarcan las ciencias físicas, de la vida, naturales, tecnológicas, la filosofía y algunos otros objetos.

Según el prof. E. Norkus, el objetivo de esta exposición numismática es promover la ciencia y la investigación científica, así como resaltar la imagen de los investigadores e inventores, demostrando que no sólo los reyes, presidentes o generales pueden presumir de monedas y billetes.

La exposición también tiene la particularidad de que la información detallada sobre los objetos se presenta de forma moderna: el visitante puede leer más sobre los científicos, los acontecimientos científicos o los objetos representados en el dinero escaneando el código QR gráfico de cada moneda o billete.

El menor número de monedas y billetes para hacer una cantidad determinada

ResumenLa falsificación, en particular la de billetes, es un grave problema delictivo y se ha convertido en un gran reto para las economías mundiales. Los expertos en ciencias forenses han estado utilizando técnicas químicas como la espectroscopia de infrarrojos para analizar los billetes auténticos y los falsos. Sin embargo, se necesitan técnicas de quimiometría para discriminar mejor los billetes. En este artículo se utiliza un método quimiométrico avanzado de grafos difusos para discriminar los billetes auténticos y falsos de cincuenta ringgit malayos (RM50). En este trabajo se presenta el desarrollo de la técnica, a saber, el conjunto autocatalítico difuso quimiométrico (c-FACS), junto con los resultados y su comparación con el método de análisis de componentes principales (PCA). Los resultados del análisis c-FACS mostraron patrones y rasgos distintivos de los billetes falsos en el gráfico c-FACS. Además, el nuevo método es más rápido que el PCA en el análisis de autentificación de los billetes falsos. Por lo tanto, el c-FACS proporciona un mejor rendimiento en términos de tiempo de cálculo en comparación con el PCA, y tiene el potencial de ayudar a la investigación de los billetes falsos.

Colección de monedas de diferentes estados principescos – BRITISH INDIA

Se cree que las primeras monedas de metal fueron utilizadas como moneda por los lidios, un pueblo de Asia Menor, durante el siglo VII a.C., y es probable que la gente empezara a coleccionar monedas no mucho después. El nombre que damos hoy a la colección de monedas es numismática, palabra que también engloba la colección de papel moneda y de medallas. El sustantivo numismática y el adjetivo numismático llegaron al inglés (a través del francés numismatique) del latín y del griego nomisma, que significa “moneda”. Nomisma deriva a su vez del verbo griego nomizein (“usar”) y, en última instancia, del sustantivo nomos (“costumbre” o “ley”). De estas raíces también se obtiene numismático, que se refiere a una persona que colecciona monedas, medallas o papel moneda.

Basándose únicamente en el precio actual del oro por gramo, las monedas valen hoy unos 52.600 dólares, pero dada su importancia histórica y su mérito numismático, el valor real del tesoro es probablemente mucho mayor.