Ciencia que estudia las lenguas

Análisis lingüístico

Nuestro departamento se centra en la mayoría de los principales subcampos teóricos de la lingüística, como la fonética, la fonología, la morfología, la sintaxis, la semántica, la lingüística computacional, la lingüística histórica y la documentación lingüística. Nuestro objetivo central de investigación es mejorar nuestra comprensión de los mecanismos cognitivos para adquirir y almacenar el conocimiento del lenguaje.

La lingüística, el estudio sistemático del lenguaje humano, se encuentra en la encrucijada de las humanidades y las ciencias sociales. Gran parte de su atractivo se debe a la especial combinación de intuición y rigor que exige el análisis del lenguaje. Los principales subcampos son: la fonética y la fonología, que estudian los sonidos del habla; la sintaxis, que estudia cómo se combinan las palabras; la semántica, que estudia el significado; la lingüística histórica, que estudia el cambio del lenguaje en el tiempo; y la lingüística computacional, que modela el lenguaje natural en todos sus aspectos desde una perspectiva computacional.

El estudio de la lingüística no consiste en estudiar muchas lenguas. La lingüística es una disciplina teórica vinculada a ámbitos como la psicología cognitiva, la filosofía, la lógica, la informática y la antropología. No obstante, conocer con cierta profundidad determinadas lenguas (por ejemplo, el español o el japonés) puede mejorar la comprensión de las propiedades generales del lenguaje humano. No es de extrañar que muchos estudiantes de lingüística deban su interés inicial a un periodo de exposición a una lengua extranjera, y los que llegan a la lingüística por alguna otra vía ven enriquecidos sus conocimientos sobre las lenguas y a menudo se ven estimulados a emprender nuevos estudios de lenguas extranjeras.

El lenguaje científico

Aprender un nuevo idioma es divertido y un instinto natural. Los niños tienen un rasgo inherente a aprender un idioma para poder comunicarse. Aprender nuevos idiomas no sólo nos abre más vías, sino que también nos hace más inteligentes. En este artículo examinaremos la ciencia del aprendizaje de idiomas.

Los niños tienen un instinto natural para aprender un nuevo idioma. Pero a medida que envejecemos, a nuestro cerebro le resulta cada vez más difícil aceptar un nuevo idioma. Cuando somos niños aprendemos a pensar, a comunicarnos y, de forma natural, recogemos las reglas gramaticales de nuestra lengua materna. Nadie nos enseña nuestra lengua materna, sino que es la exposición diaria a ella la que nos ayuda a aprenderla.

Otra teoría revela que podría deberse a que los adultos aprenden una lengua extranjera centrándose más en los matices en lugar de aprender de la forma en que lo hace un niño. Robert Bley-Vroman explica en “Linguistic Perspective On Second Language Acquisition” que los adultos enfocan el aprendizaje de una lengua extranjera como un proceso de resolución de problemas y no como un método de comunicación.

Por qué estudiar lingüística

La Linguistic Society of America señala que la lingüística es un campo de la ciencia que tiene casi 3.000 años de antigüedad. Los lingüistas modernos se ocupan principalmente de la lingüística teórica o aplicada. Su investigación incluye muchas facetas del lenguaje y de la estructura de la lengua, que pueden estudiarse a varios niveles.

La disciplina de la lingüística se centra en las teorías de la estructura, la variación y el uso del lenguaje, la descripción y la documentación de las lenguas contemporáneas y las implicaciones de las teorías del lenguaje para la comprensión de la mente y el cerebro, la cultura humana, el comportamiento social y el aprendizaje y la enseñanza del lenguaje.

La fonología y la fonética -el estudio de los sistemas sonoros de las lenguas- se ocupan de los enunciados básicos del habla. Se puede investigar observando qué propiedades físicas del tracto vocal (incluidos los labios y la lengua) se utilizan para formar distintos sonidos lingüísticos para transmitir información. La morfología y la sintaxis se ocupan del estudio de la estructura interna de las palabras y las frases. Además del estudio de los sistemas sonoros de las lenguas y de la estructura de las palabras y oraciones, los lingüistas tratan de especificar el significado que hay detrás de las palabras y las combinaciones de palabras. Esta investigación se conoce como semántica. Los semánticos también comparan los significados de estas combinaciones cuando interactúan con la información contextual, un subcampo conocido como pragmática.

Lingüista

Studies in the History of the Language Sciences (SiHoLS) es una serie de obras académicas revisadas por pares sobre la historia del pensamiento lingüístico. Aunque se centra en la tradición occidental desde la antigüedad hasta la actualidad, también incluye, y acoge, estudios dedicados a las tradiciones no occidentales. Comprende monografías, volúmenes selectivos y unificados temáticamente, y bibliografías de investigación.

La lengua y sus funciones: Un estudio histórico-crítico de los puntos de vista relativos a las funciones del lenguaje desde la filología prehumanista de Orleans hasta la filología racionalista de Bopp. Traducido por Paul Salmon en consulta con Anthony J. Klijnsmit

Historia e historiografía de la lingüística: Actas de la cuarta Conferencia Internacional de Historia de las Ciencias del Lenguaje (ICHoLS IV), Trier, 24-28 de agosto de 1987. 2 volúmenes. 2 volúmenes (juego)

Historia e Historiografía de la Lingüística: Actas del IV Congreso Internacional de Historia de las Ciencias del Lenguaje (ICHoLS IV), Tréveris, 24-28 de agosto de 1987. Volumen 2: Siglo XVIII – XX