Ciencia que estudia la ecologia

Ecología del paisaje

La ecología enriquece nuestro mundo y es crucial para el bienestar y la prosperidad del ser humano. Proporciona nuevos conocimientos sobre la interdependencia entre las personas y la naturaleza, que son vitales para la producción de alimentos, el mantenimiento de un aire y un agua limpios y el mantenimiento de la biodiversidad en un clima cambiante.

Sí. La ecología proporciona la base esencial para la conservación de la naturaleza. Mantener un mosaico de hábitats garantiza la supervivencia de una rica variedad de especies. Por ejemplo, los brezales son un paisaje valioso que está desapareciendo rápidamente en gran parte de Europa Occidental, pero los estudios han ayudado a identificar cómo preservar sus características ecológicas.

Los gobiernos y los ciudadanos de todo el mundo son cada vez más conscientes de las consecuencias de la contaminación atmosférica y el cambio climático. En experimentos a gran escala, las plantas y los animales se exponen a atmósferas cuidadosamente controladas y a diferentes condiciones ecológicas. Los científicos utilizan esta información para entender cómo responden a los niveles de contaminación y hacer predicciones sobre el futuro cambio climático.

Ecología humana

La ecología es el estudio de las relaciones entre los organismos vivos, incluidos los seres humanos, y su entorno físico; trata de comprender las conexiones vitales entre las plantas y los animales y el mundo que les rodea. La ecología también proporciona información sobre los beneficios de los ecosistemas y sobre cómo podemos utilizar los recursos de la Tierra de forma que el medio ambiente quede sano para las generaciones futuras.

Los ecólogos estudian estas relaciones entre organismos y hábitats de muy diverso tamaño, desde el estudio de las bacterias microscópicas que crecen en una pecera hasta las complejas interacciones entre los miles de comunidades vegetales, animales y de otro tipo que se encuentran en un desierto.

Las numerosas especialidades de la ecología, como la marina, la de la vegetación y la estadística, nos proporcionan información para comprender mejor el mundo que nos rodea. Esta información también puede ayudarnos a mejorar nuestro entorno, gestionar nuestros recursos naturales y proteger la salud humana. Los siguientes ejemplos ilustran sólo algunas de las formas en que el conocimiento ecológico ha influido positivamente en nuestras vidas.

Ejemplos de ecología

Ecología La ecología aborda toda la escala de la vida, desde las diminutas bacterias hasta los procesos que abarcan todo el planeta. Los ecólogos estudian muchas relaciones diversas y complejas entre las especies, como la depredación y la polinización. La diversidad de la vida se organiza en diferentes hábitats, desde los terrestres (medios) hasta los ecosistemas acuáticos.

La ecología tiene aplicaciones prácticas en la biología de la conservación, la gestión de los humedales, la gestión de los recursos naturales (agroecología, agricultura, silvicultura, pesca), la planificación urbana (ecología urbana), la salud comunitaria, la economía, la ciencia básica y aplicada y la interacción social humana (ecología humana).

Las principales subdisciplinas de la ecología, la ecología de las poblaciones (o de las comunidades) y la ecología de los ecosistemas, presentan una diferencia no sólo de escala, sino también de dos paradigmas contrastados en el campo. La primera se centra en la distribución y abundancia de los organismos, mientras que la segunda se centra en los flujos de materiales y energía[5].

Los comportamientos del sistema deben clasificarse primero en diferentes niveles de organización. Los comportamientos correspondientes a los niveles superiores se producen a ritmos lentos. Por el contrario, los niveles de organización inferiores presentan ritmos rápidos. Por ejemplo, las hojas individuales de los árboles responden rápidamente a los cambios momentáneos de la intensidad de la luz, la concentración de CO2, etc. El crecimiento del árbol responde más lentamente e integra estos cambios a corto plazo.

Ecología de la población

La ecología, o ciencia ecológica, es el estudio científico de la distribución y abundancia de los organismos vivos y de cómo la distribución y abundancia se ven afectadas por las interacciones entre los organismos y su entorno. El entorno de un organismo incluye tanto las propiedades físicas, que pueden describirse como la suma de factores abióticos locales como la insolación (luz solar), el clima y la geología, como los demás organismos que comparten su hábitat. El término oekologie fue acuñado en 1866 por el biólogo alemán Ernst Haeckel, aunque parece que Henry David Thoreau ya lo había inventado en 1852; la palabra deriva del griego οικος (oikos, “hogar”) y λόγος (logos, “estudio”); por tanto, “ecología” significa el “estudio del hogar [de la naturaleza]”.La palabra “ecología” se utiliza a menudo en el lenguaje común como sinónimo de entorno natural o ecologismo. Asimismo, “ecológico” o “ecologista” suele tomarse en el sentido de respetuoso con el medio ambiente.

La ecología es una disciplina amplia que comprende muchas subdisciplinas. Una clasificación común y amplia, que va de menor a mayor complejidad, donde la complejidad se define como el número de entidades y procesos en el sistema estudiado, es: