Chopin musica para estudiar

Chopin – youtube

Un nuevo estudio estadounidense afirma que los estudiantes que escuchan música clásica durante las clases, el estudio o mientras duermen obtienen mejores resultados en los exámenes. Para llevar a cabo la investigación, que lleva por título Classical music, educational learning, and slow wave sleep: A targeted memory reactivation experiment, 50 estudiantes de microeconomía de entre 18 y 33 años escucharon fragmentos de música durante 15 minutos durante una clase online. Las piezas musicales utilizadas incluían el primer movimiento de la famosa sonata “Claro de Luna” de Beethoven, el primer movimiento de la “Primavera” de las Cuatro Estaciones de Vivaldi y el encantador “Nocturno en mi bemol mayor” de Chopin. A la mitad de los participantes se les repitieron las mismas piezas durante toda la noche mientras dormían, mientras que la otra mitad durmió con ruido blanco. Los investigadores descubrieron que el grupo que escuchó música rindió un 18% más en un examen de informática al día siguiente.Más información: ¿Puedes recordar la letra de estos himnos escolares? >

Según el estudio, la ciencia que subyace al resultado demuestra que, al escuchar música clásica, los participantes activaron un proceso conocido como “reactivación selectiva de la memoria” (TMR), que estimula al cerebro a consolidar los recuerdos.Es el mismo proceso que hace que los recuerdos y las emociones se desencadenen por el olor, a partir de aromas como el pan recién horneado, las flores o el perfume, pero es necesario estar concentrado en un tema (como un profesor universitario) para que tenga efecto. Para controlar la actividad eléctrica del cerebro de los participantes, los investigadores fijaron electroencefalogramas (redes de electrodos) en sus cabezas y descubrieron que, al mejorar la calidad del sueño y la capacidad de recordar los materiales del curso, los estudiantes aumentaban la probabilidad de aprobar el examen con una nota de 70 o superior: Las enfermeras de urgencias forman un coro y cantan una hermosa actuación en homenaje al personal del hospital con exceso de trabajo >

Nocturno de Chopin

Los estudiantes de la Academia de Música Chopin pueden participar en uno de los tres programas de estudio. Esta descripción puede ayudar a los estudiantes y a los padres a comprender mejor y a elegir entre ellos en un lenguaje sencillo. Los tres programas son cada uno diferente a su manera, ninguno “supera” al otro. Entre los programas General, Exam Track o Competition Prep, cada uno tiene sus ventajas y beneficios únicos. En cualquier programa, el plan de estudios del profesor tendrá la última palabra sobre qué tipo de cosas se cubrirán en el programa. El manual del estudiante, para los estudiantes actualmente inscritos, tendrá más detalles sobre estos programas.

Chopin clásico

A Frédéric Chopin se le asocia casi exclusivamente con el rey de los instrumentos, ya que escribió a lo largo de su vida más de 200 obras para piano solo, entre ellas mazurcas, valses, nocturnos, estudios, preludios y conciertos. Al igual que Bach, una gran inspiración para el romanticismo polaco, Chopin era un increíble improvisador, y los numerosos trinos y ornamentos de su música no son ni mucho menos un añadido, sino una parte central de la obra.Sus obras también se vieron profundamente influenciadas por la música folclórica polaca, la tradición clásica de Mozart y Schubert, y el ambiente íntimo de los salones de París, donde siempre se sintió más cómodo tocando para un público en directo. He aquí lo mejor de las obras de Chopin: 10 de los mejores compositores románticos de la historia de la música >

Música clásica relajante

Si has querido aprender Chopin pero no sabes por dónde empezar, esto debería serte útil. Aquí es donde empiezo a mis alumnos con Chopin también, así que he probado estas piezas en la vida real.

Además, sus valses no son fáciles. Algunos de los mejores, como sus valses de la op. 64, tienen un nivel de grado 9, pero Chopin es tan matizado que sólo es una buena idea probarlos una vez que te hayas familiarizado con su estilo.

Espere a más adelante: Grande Valse Brilliante, op. 18. Como esta melodía es tan pegadiza, la gente a veces piensa que no es muy difícil – es definitivamente uno de sus valses más difíciles (nivel ARCT), así que considérese advertido.

Solo de piano. Compuesto por Frederic Chopin (1810-1849). Editado por Ewald Zimmermann. Piano (clave), 2 manos. Folios musicales Henle. Edición Urtext – encuadernado en papel. Período romántico. Colección (tapa blanda). Con comentario crítico. 110 páginas. G. Henle #HN131. Publicado por G. Henle (HL.51480131).

Piano Solo. Compuesto por Frederic Chopin (1810-1849). Editado por Carl Mikuli y C Mikuli. Colección para piano. Periodo Romántico. Colección. Con digitaciones, índice temático y texto introductorio (no incluye la letra de las canciones). 107 páginas. G. Schirmer #LB29. Publicado por G. Schirmer (HL.50252190).