Centro de estudios toma nota

Métodos de toma de notas

¿Te cuesta a veces determinar qué debes anotar durante las clases? ¿Alguna vez has deseado poder tomar apuntes mejores o más eficaces? Tanto si está sentado en una sala de conferencias como si está viendo una conferencia en línea, tomar apuntes en clase puede resultar intimidante, pero con unas pocas prácticas estratégicas, cualquiera puede tomar apuntes claros y eficaces. En este folleto se explica la importancia de tomar apuntes, las cualidades de los buenos apuntes y los consejos para tomarlos mejor.

Tomar buenos apuntes en clase es una parte importante del éxito académico en la universidad. Tomar apuntes activamente durante la clase puede ayudarte a concentrarte y a comprender mejor los conceptos principales. En muchas clases, es posible que te pidan que veas un vídeo instructivo antes de una discusión en clase. Una buena toma de notas mejorará tu escucha activa, la comprensión del material y la retención. Tomar notas tanto del material sincrónico como del asincrónico le ayudará a recordar mejor lo que oye y ve.

Después de la clase, unos buenos apuntes son cruciales para repasar y estudiar el material de clase, de modo que lo entiendas mejor y puedas prepararte adecuadamente para los exámenes. Unos apuntes eficientes y concisos pueden ahorrarte el tiempo, la energía y la confusión que suele producirse al tratar de dar sentido a unos apuntes desorganizados, abrumadores, insuficientes o con muchas palabras. Cuando veas un vídeo, tomar buenos apuntes puede ahorrarte la molestia de pausar, rebobinar y volver a ver grandes trozos de una conferencia. Unos buenos apuntes pueden ser un gran recurso para crear esquemas y estudiar.

Formas de tomar notas

A pesar de la gran cantidad de información disponible en formatos electrónicos, tomar notas es una estrategia de aprendizaje importante. Además, la forma de tomar apuntes es importante, y no todas las estrategias de toma de apuntes dan los mismos resultados.    Si considera cuidadosamente sus estrategias de toma de apuntes, podrá crear un conjunto de apuntes que le ayuden a retener los conceptos más importantes de las clases y los exámenes, y que le ayuden en la preparación de los mismos.

La disponibilidad de información en Internet puede reducir la importancia de la función de almacenamiento externo de la toma de apuntes. Cuando la información está disponible en Internet, puede parecer lógico dejar de tomar notas.    Sin embargo, al dejar de tomar apuntes, se pierden los beneficios de la toma de apuntes como herramienta de aprendizaje.

Todo el mundo toma notas, o al menos todo el mundo dice hacerlo. Pero si te fijas bien, muchos de los que dicen tomar apuntes en sus ordenadores portátiles en realidad están navegando por Internet, y los cuadernos de papel están llenos de garabatos interrumpidos por un par de palabras al azar con un asterisco al lado que te recuerda que “¡Esto es importante!” En el colegio y la universidad, estos enfoques no funcionarán. Tus profesores esperan que establezcas conexiones entre las clases y las tareas de lectura; esperan que crees una opinión sobre el material presentado; esperan que establezcas conexiones entre el material y la vida más allá de la escuela. Tus apuntes son tu hoja de ruta para estas reflexiones. ¿Tomas buenos apuntes? Escuchar activamente y tomar apuntes son estrategias clave para garantizar el éxito de tus alumnos.

Cómo tomar notas durante una conferencia

El primer paso para perfeccionar tus nuevas habilidades de estudio es tomar mejores apuntes.  En este vídeo, Thomas te dirá todo lo que necesitas saber para llegar a clase preparado y encontrar un sistema de toma de notas que te ayude a retener y repasar como un campeón.

¿Escribes cada palabra que dice tu profesor en clase? ¿Sólo tomas notas cuando tu profesor escribe algo en la pizarra? Cuando se trata de buenos hábitos para tomar apuntes, hay un término medio que puede dar resultados con un GPA más alto. A continuación, te explicamos cómo tomar mejores apuntes en clase y aprobar tu próximo examen.

Te ayuda a llevar un registro. Estuviste físicamente en la clase de matemáticas el martes pasado, pero eso no significa necesariamente que recuerdes lo que pasó (y lo que podría aparecer en un examen). Los apuntes son un registro de lo que aprendiste en clase y de lo que necesitas repasar.

Es una habilidad que dará sus frutos en la universidad. ¿Estás acostumbrado a que tus profesores de secundaria te entreguen esquemas o te envíen por correo electrónico copias de sus presentaciones en PowerPoint? Eso NO va a ocurrir en la universidad. Aprende el arte de tomar apuntes ahora para tener una ventaja más adelante.

Cómo tomar notas leyendo un libro

Según los expertos, tomar apuntes en clase tiene dos funciones principales: (a) te mantiene alerta, atento y responsable mientras escuchas, y (b) los propios apuntes se convierten en un registro de lo que se ha dicho en la clase o en la discusión que puede utilizarse posteriormente para estudiar y repasar (Seward, 1910).    Según Hartley y Marshall (1974), los estudiantes que toman apuntes experimentan una mayor atención y concentración en clase (citado en Cuseo, Fecas y Thompson, 2007). Además, escribir durante la clase y repasar los apuntes antes de los exámenes produce un mejor recuerdo que es importante para su rendimiento en los exámenes (Kiewra, 1985).    Al evaluar tus propias estrategias para tomar apuntes, pregúntate si estás logrando esas dos funciones principales. Si no es así, considera las formas en que podrías modificar tus estrategias para que sean más eficaces.

Es importante tener en cuenta los diferentes niveles de toma de notas. La toma de notas a nivel superficial implica anotar las palabras que se escuchan, pero sin prestar realmente atención al significado o al tema; esto podría ser similar a lo que hace un taquígrafo judicial al transcribir un juicio: registra la información pero no la procesa personalmente (Anderson y Armbruster, 1991). En comparación, para ser eficaz en la toma de apuntes y sacar el máximo provecho de la práctica, debe aspirar a tomar apuntes basados en el significado, que se caracterizan por pensar y procesar lo que se dice. En lugar de intentar anotar cada palabra que oyes, escuchas al profesor y empiezas a establecer conexiones y a formar tu propia comprensión de lo que se está presentando; escribes con tus propias palabras lo que se está discutiendo. Este nivel de toma de notas es ideal para las clases magistrales, en las que se escuchan las ideas principales, se hacen inferencias y se identifican las áreas de interrogación.