Centro de estudios mj cadiz

Así fue el concierto de los Rolling Stones en Cuba

Las intervenciones humanas son uno de los principales motores del cambio costero en muchas zonas, generando a menudo impactos no deseados como el retroceso de la línea de costa. Las areneras son especialmente sensibles a los cambios antropogénicos, sobre todo los relacionados con el aporte de sedimentos. Este trabajo presenta un estudio de caso del arenal de Valdelagrana, en el suroeste de España, un cuerpo de arena en el que la influencia antropogénica ha sido evidente desde la época romana. Se han aplicado diversos métodos para evaluar los cambios geomorfológicos y morfodinámicos en la zona a distintas escalas temporales. Las intervenciones históricas consisten principalmente en el desvío del curso del río, lo que provocó importantes cambios en el suministro de sedimentos. Más recientemente, las estructuras de ingeniería costera y la recuperación de tierras modificaron profundamente los patrones de olas y corrientes en la zona, provocando una erosión costera masiva. Como consecuencia de ello, el sistema ha pasado de ser un espigón alineado con la deriva a una barrera alineada con el oleaje. Este estudio proporciona información sobre las consecuencias de las intervenciones humanas en entornos costeros similares.

With or without you – U2 – Amadeus-IN versión coral

ResumenEn un estudio prospectivo, se evaluó un tratamiento antibiótico de dos semanas (cloxacilina 2 g/4 h más amikacina 7,5 mg/kg/12 h) en la terapia de la endocarditis infecciosa derecha en usuarios de drogas intravenosas (UDI). Se analizaron todos los UDV ingresados en el hospital durante el periodo de estudio que cumplían los criterios estrictos para el diagnóstico de endocarditis infecciosa. Se seleccionó un subgrupo de pacientes con endocarditis del lado derecho causada porStaphylococcus aureus que tenían un buen pronóstico y que eran elegibles para el curso de tratamiento de dos semanas. En un total de 139 episodios de endocarditis infecciosa en la UDI, 72 (51,8%) casos fueron elegibles para el tratamiento de dos semanas. De este grupo, 67 se curaron, 4 necesitaron prolongar el tratamiento para curar la infección y 1 falleció en el hospital por síndrome de dificultad respiratoria el día 10 de tratamiento. En los pacientes no elegibles para el tratamiento de dos semanas, la mortalidad fue mayor (24,2% frente a 0,7%; p=0,00015). La toxicidad del fármaco en el grupo tratado fue baja. Puede concluirse que la administración de cloxacilina y amikacina por vía parenteral durante 14 días consecutivos tuvo éxito en la terapia de la endocarditis derecha en la UDI.

Centro de estudios mj cadiz online

Aunque el aumento de la esperanza de vida, las mejoras socioeconómicas y las innovaciones biomédicas han permitido reducir la mortalidad, también han provocado un aumento considerable de las enfermedades crónicas. Un paradigma predominante de estos fenómenos sociosanitarios es la multimorbilidad de los pacientes, que es uno de los principales problemas sanitarios del siglo XXI. La multimorbilidad puede alterar los resultados de salud y provocar una discapacidad más importante o puede conducir a una peor calidad de vida o a la fragilidad [1].

La insuficiencia cardiaca (IC) tiene una prevalencia e incidencia elevadas y crecientes, y es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo occidental [2]. Además, si añadimos a esto el importante impacto de las enfermedades crónicas, principalmente las cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las enfermedades pulmonares crónicas [3], la situación se complica aún más por el hecho de que los pacientes son responsables de la mayoría de los ingresos hospitalarios evitables. En esta línea, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Unión Europea definen al paciente con enfermedad crónica como prioritario y señalan la necesidad de desarrollar estrategias adecuadas con medidas eficaces para afrontar el reto de la cronicidad, reorientando los sistemas nacionales de salud [4,5].

Centro de estudios mj cadiz 2021

– El profesor Alonso fue pionero en el diseño y desarrollo de novedosas nanoestructuras basadas en el polisacárido quitosano y sus combinaciones con hialuronano o dextrano, para la administración de fármacos y vacunas. Los primeros informes sobre estos portadores se publicaron en 1997 (referencias 99 y 100) y 1999 (referencia 124). En general, el impacto científico de este trabajo puede medirse en términos de miles de artículos sobre nanopartículas de quitosano (26.436 artículos según ISI Web of Science), la mayoría de ellos basados en el uso de la tecnología reportada por primera vez por nosotros. Estas tecnologías se han adaptado para la absorción nasal e intestinal de péptidos, para la vacunación nasal y para la entrega de ARN en el ojo. (Referencias 115, 122, 1997; 148, 2001; 158, 2003; 160, 2004 y muchas más).

– El Prof. Alonso informó por primera vez de la encapsulación y liberación controlada de proteínas, antígenos y polinucleótidos a partir de nanopartículas biodegradables de PLGA y PLA-PEG (Referencias 102, 1997; referencia 109, 1998; referencia 112, 1998). Este logro ha tenido un gran impacto en el campo de la liberación de péptidos/proteínas y actualmente un elevado número de empresas de biotecnología y farmacéuticas están desarrollando productos basados en estas tecnologías.