Centro de estudios avanzados de blanes

¿Por qué es tan importante la POSIDONIA para nuestra vida?

El Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB) es un centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. Fundado en octubre de 1985, el CEAB desarrolla actividades de investigación en Biología y Ecología de Aguas Dulces y Marinas, desde la composición genética y bioquímica de los organismos hasta la estructura y dinámica de las poblaciones y los ecosistemas.

Los objetivos generales de investigación del CEAB son la identificación de la diversidad de organismos y la comprensión de sus funciones e interacciones en la naturaleza, con la eventual aplicación de este conocimiento al uso y gestión racional de los recursos naturales de nuestro planeta y en la previsión de respuestas a los cambios ambientales.

El CEAB pretende convertirse en un instituto de reputación internacional y en un punto de referencia nacional en Biología Marina, Limnología y Ecología. El objetivo es desarrollar una investigación conceptualmente sólida, técnicamente actualizada e innovadora, que contribuya al avance de los conocimientos fundamentales y a su aplicación para afrontar los retos medioambientales de una sociedad sostenible.

Sizing the Blue Carbon 2019 – EXTENDED VERSION

These dates are part of the monitoring of the evolution of the aquatic flora of lakes and ponds in the Pyrenees. Periodically the different systems are re-visited and a detailed cartography is made with data not only of presence and absence but also of abundance of the different species and vegetation communities of 10% of the systems represented here. Each data has a record of environmental variables of the physical-chemical composition of the water of the system at the time of recording the Flora data, and for 10% of the systems mentioned, there is exhaustive information on the composition and texture of the sediment and interstitial water on which the different aquatic plant communities are settled.

Democracia y Política

Madrid, 28 de mayo de 2012. Un equipo internacional de investigación, en el que participa el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA, CSIC-UIB), ha descubierto que las praderas marinas pueden almacenar el doble de carbono que los bosques templados y tropicales. El estudio, publicado en el último número de la revista Nature Geoscience, confirma el relevante papel que juegan estos ecosistemas mitigando los efectos del cambio climático.

El estudio presenta el primer análisis global sobre el almacenamiento de carbono en estas praderas tras recopilar 3.640 estimaciones sobre la cantidad de carbono almacenado en el suelo y la biomasa de 946 praderas marinas repartidas por todo el planeta. El estudio muestra que los alrededores de las plantas pueden enterrar hasta 830 toneladas de carbono por ha. en el suelo que albergan debajo. Un bosque tropical, en cambio, tiene la capacidad de almacenar, de media, unas 300 toneladas por ha.

Según los científicos, se estima que se ha destruido más de una cuarta parte de su extensión global. Esto se debe principalmente a la eutrofización de la costa y al dragado del fondo marino, que provocan la aceleración del ritmo de pérdida global. Las praderas pueden acumular en sus suelos depósitos de carbono orgánico de más de un metro de espesor. En algunas especies como la Posidonia oceanica en el Mediterráneo, el espesor de estos depósitos puede llegar a superar los cuatro metros”, afirma Óscar Serrano, investigador del CSIC en el Centro de Estudios Avanzados de Blanes.

Proyecto piloto de restauración fluvial (RESTAURIO)

“Pensamos, sentimos y hacemos” es el lema del convenio tándem entre el Mn. Joan Batlle (Blanes) y el CEAB.  El objetivo principal del proyecto es mejorar la educación secundaria de los niños del colegio haciendo especial hincapié en las ciencias en el currículo.

La base del proyecto radica en una estrecha relación con el municipio, una apertura al mundo y una mayor participación de las familias. En definitiva, el objetivo final es dotar al colegio de una presencia internacional, siguiendo los cuatro pilares de la innovación educativa que impulsan el proyecto tándem (en cuanto a metodología, organización, aprendizaje y cultura), fomentando la cohesión de toda la comunidad educativa y convirtiendo al colegio en una figura destacada en proyectos científicos.