Cascos de estudio de grabacion

Los mejores auriculares de estudio para mezclar

Si necesitas un par de auriculares para usar en un estudio, encontrar la opción adecuada a tus necesidades puede ayudarte a elevar tu producción al siguiente nivel. Si necesita algo para grabar en directo en el estudio, le convendrán unos auriculares cerrados, ya que podrá monitorizar la grabación en directo sin que el sonido se filtre al micrófono. En cambio, para las mezclas, muchos ingenieros de sonido prefieren auriculares abiertos, más espaciosos y envolventes, ya que resultan más cómodos tras un largo día en el estudio. Los mejores auriculares de estudio suelen tener un cable en espiral que le da suficiente alcance para moverse por el estudio.

Hemos probado más de 690 pares de auriculares, y a continuación encontrarás nuestras recomendaciones para uso en estudio.  Consulte también nuestras recomendaciones sobre los mejores auriculares para DJ, los mejores auriculares para música, los mejores auriculares con cable y los mejores auriculares para audiófilos.

Estas recomendaciones son las que consideramos los mejores auriculares de estudio para la mayoría de la gente en cada rango de precios. Tenemos en cuenta el precio (los auriculares más baratos ganan a los más caros si la diferencia no merece la pena), los comentarios de nuestros visitantes y la disponibilidad (no hay auriculares difíciles de encontrar o casi agotados en todas partes).

Los mejores auriculares de estudio para grabar

Los auriculares, que antes se consideraban simplemente un accesorio, se han convertido en una parte necesaria de la caja de herramientas de prácticamente todos los estudios. Desde la grabación hasta la mezcla, se necesita al menos un par de auriculares que ofrezcan una nueva perspectiva de la música que se hace. Pero elegir un par puede ser complicado, dependiendo de la aplicación prevista y de su nivel de comodidad física con diferentes estilos. Veamos los distintos tipos, uno por uno.

Los intraauriculares, a veces llamados “earbuds” o “auriculares”, son la opción más pequeña, ligera y discreta. Son sin duda la mejor opción para la monitorización inalámbrica en el escenario, y algunas de las opciones de ajuste disponibles proporcionan un aislamiento excelente. El sellado con la oreja puede dar lugar a una respuesta de frecuencia exagerada, por lo que los intraauriculares no suelen ser la primera opción para mezclas o cualquier tipo de escucha de calidad de referencia. Algunas personas tienen problemas de comodidad en sesiones largas, y a otras simplemente no les gusta meterse algo en la oreja.

Los auriculares de botón o “supraaurales” se apoyan (como debería ser obvio) en la oreja. No ofrecen el mismo aislamiento que los otros dos tipos de auriculares, por lo que son una buena opción cuando necesitas estar más atento a lo que ocurre a tu alrededor. Al no formar una cámara sellada, tienden a tener un sonido más abierto con una respuesta en frecuencia muy estable, por lo que son una excelente opción para la monitorización de referencia y la mezcla de auriculares. Sin embargo, pueden filtrar ese sonido al resto del mundo. Por eso no son la mejor opción para monitorizar en una sala con micrófonos abiertos. Como se apoyan en las orejas, las sesiones largas pueden resultar incómodas, por lo que se han generalizado los auriculares supraaurales con almohadillas fácilmente reemplazables de diferentes densidades de espuma y tipos de revestimiento.

Los auriculares de estudio más económicos

¿Deberías invertir en un buen par de auriculares de estudio o te vale cualquiera? Si estás empezando, puede que no te des cuenta de la importancia de tener unos auriculares de alta calidad cuando grabas y mezclas canciones, podcasts o voces en off.

Grabar y mezclar son dos trabajos muy diferentes en un estudio, y los profesionales utilizan dos tipos distintos de auriculares. Como la grabación exige el máximo aislamiento acústico para evitar que el sonido se cuele en el micrófono, se utilizan auriculares cerrados.

El desafortunado efecto secundario del aislamiento acústico total es una menor calidad de sonido. Por eso, los profesionales utilizan auriculares abiertos para mezclar el sonido grabado. Estos auriculares tienen una calidad de sonido óptima, pero a costa del aislamiento. Teniendo esto en cuenta, aquí te presentamos algunos de los mejores auriculares de estudio, cerrados y abiertos, para que disfrutes de la mejor experiencia de grabación.

Beyerdynamic DT 700 es un auricular semicerrado de tipo over-ear que ofrece un sonido fiable y sin distorsiones. Presume de una nueva tecnología de transductores con sus drivers STELLAR.45, que mejora el sonido en comparación con su predecesor DT 700 Pro. El nivel de comodidad es increíblemente alto gracias a la amortiguación pasiva y la espuma con memoria. Estos auriculares se han diseñado para esas largas sesiones de grabación en las que prima la comodidad.

Auriculares de estudio de gama básica

Los auriculares cerrados son los mejores para grabar, ya que cubren totalmente los oídos y el acolchado alrededor de la oreja ayuda a evitar el derrame, es decir, que se filtren restos no deseados de la pista de acompañamiento y acaben en la grabación. El acolchado también proporciona una capa adicional de comodidad.

Los auriculares abiertos suelen ser más ligeros y, por lo tanto, más cómodos de llevar durante más tiempo, pero no suelen ser tan habituales. Presentan un mayor riesgo de derrame de audio, por lo que son más adecuados para tareas de programación y mezcla que para grabar directamente. Además, no bloquean el ruido externo con la misma eficacia que los auriculares cerrados, por lo que hay que hacer algunas concesiones.

Por su parte, los monitores intraaurales (también conocidos como IEM) suelen reservarse para la monitorización en el escenario, a menos que sean de muy alta calidad, en cuyo caso pueden ser adecuados para su uso en un estudio. Los intraauriculares no serían nuestra primera opción en este caso, pero en esta guía hemos recomendado un par de pares de calidad por si vas a dividir tu tiempo entre el escenario y el estudio y sólo tienes presupuesto para un juego.¿Cuál es la diferencia entre unos auriculares de estudio y unos auriculares normales? Puede que te preguntes por qué distinguir entre auriculares normales y de estudio. ¿Por qué no puedo utilizar unos auriculares cualquiera para producir música? De acuerdo, técnicamente son dos preguntas, pero la respuesta a ambas es la misma: la mayoría de los auriculares que se fabrican para escuchar música a diario o jugar tienen un refuerzo inherente en algún punto de la gama de frecuencias para mejorar la experiencia auditiva.