Buen metodo de estudio

Los mejores métodos de estudio científicamente probados

Nunca es demasiado pronto -ni demasiado tarde- para desarrollar buenos hábitos de estudio. Cuanto antes te pongas a estudiar, más fácil será todo y más mejorarán tus posibilidades de sacar buenas notas.

Cada uno tiene su propia idea sobre el mejor lugar y momento para estudiar. Ya sea en tu habitación por la noche o en la biblioteca después de las clases, encuentra un espacio de estudio y un horario de estudio regular que te funcione y cíñete a él.

Si te resulta difícil encontrar tiempo para estudiar, reduce algunas (pero no todas) de tus otras actividades. Dar prioridad al estudio puede significar pasar menos tiempo en línea, o puede significar reducir los turnos en el trabajo, o dejar de hacer deporte el fin de semana durante un tiempo.

Ten en cuenta que estos estilos son sólo una forma de pensar en las diferentes técnicas de estudio, no son reglas rígidas que digan que sólo debes estudiar de una manera. Prueba cada una de ellas y comprueba qué formas prefieres.

Cuando te tomes un descanso, asegúrate de alejarte de tu mesa o espacio de estudio. Un poco de ejercicio físico -incluso un paseo alrededor de la manzana- puede ayudarte a ver un problema de otra manera e incluso a resolverlo.

Técnica Feynman

Para ser eficiente y eficaz en el estudio, tienes que optimizar las condiciones en las que te concentras mejor; esto puede incluir tanto la hora del día en la que estudias como el entorno en el que lo haces. Presta atención al estudiar a diferentes horas y en diferentes entornos para averiguar cuándo y dónde eres más productivo, y estudia en las condiciones que mejor te funcionen.

En cada curso que hagas, hay mucho contenido que hay que aprender en un periodo de tiempo muy corto. Por lo general, no es posible aprender todo un libro de texto con información en una o dos semanas. Por lo tanto, la forma más eficaz de aprender el contenido es hacerlo gradualmente a medida que pasan las semanas; esto fomenta una mejor comprensión y retención del contenido del curso.

También es esencial para retener la información que se aprende, así como para obtener una comprensión profunda de la misma, repasar de forma regular. El repaso puede incluir cosas como la lectura por encima o la condensación de los apuntes. Una de las mejores formas de repasar es hacer preguntas de práctica y ponerse a prueba. Ponerse a prueba a sí mismo es una gran manera de pasar el tiempo de revisión, ya que le permite determinar las lagunas de conocimiento. Esta es una buena idea para cualquier clase, no sólo para las de resolución de problemas.

Consejos de estudio probados por la ciencia

Al llegar a la universidad, los estudiantes se dan cuenta de que sus anteriores hábitos de estudio en la escuela secundaria ya no sirven. Sus días están ahora llenos de lecturas intensivas y discusiones más rigurosas, y los resultados de sus exámenes afectan significativamente a su rendimiento general. A diferencia de lo que ocurría en el instituto, tus profesores universitarios te toman como un individuo maduro e independiente que debe abrirse camino entre los estudiantes. Debido a lo competitiva que puede llegar a ser la universidad, los estudiantes aprovechan todas las técnicas universitarias que puedan conseguir para tener éxito.

La planificación y la organización son esenciales en la universidad, sobre todo a la hora de estudiar y preparar los exámenes. Reunir todos los materiales y apuntes del curso antes de empezar les asegurará que no se les escape nada. Algunos se remitirán a los programas de estudio proporcionados por sus profesores y harán de ellos su hoja de ruta para los supuestos temas que se traten en el curso.

Estarás más motivado y serás más eficiente para lograr tus objetivos si desarrollas buenos hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje. Comprueba los increíbles beneficios de incorporar técnicas de estudio a tu vida universitaria:

Cómo estudiar de forma más inteligente, no más difícil

Ser un estudiante eficaz significa utilizar bien el tiempo, tomar notas útiles y organizar las ideas. Las páginas de recursos de aprendizaje del IAD contienen estrategias y herramientas para estudiar con eficacia. Esta página contiene otros enfoques de estudio que se sabe que marcan la diferencia.

Una forma de cambiar tus hábitos de estudio es adoptar nuevas rutinas. El método del temporizador es una rutina de estudio en la que te concentras intensamente en una tarea durante un tiempo determinado y luego haces un breve descanso. Nuestra página web sobre Gestión del tiempo contiene un folleto que explica el método del temporizador y otras herramientas que ayudan a priorizar y organizar las sesiones de estudio.

Cuidado con las estrategias de pérdida de tiempo repetitivas. Releer los textos no es una buena manera de estudiar y dedicar tiempo a buscar material en la biblioteca o en Internet puede significar que no hay tiempo para leerlo y analizarlo todo.