Bombilla led para estudiar

Lámpara de estudio

Para la mayoría de los estudiantes, estudiar es sólo una parte del proceso de aprendizaje. Sin embargo, los estudios han demostrado que el uso de ciertas tácticas en lo que respecta a la iluminación puede hacer que seas más productivo en tus sesiones de estudio, además de ayudarte a retener más información. Aquí tienes cinco consejos para crear la mejor luz para leer y estudiar.

Se ha demostrado una y otra vez que la luz natural es la mejor solución para leer o estudiar. Cuando se trata de la mejor iluminación para estudiar, intenta incorporar la mayor cantidad de luz natural posible para obtener los mejores resultados.

Cuando la luz natural no esté disponible, tendrás que recurrir a soluciones artificiales. La clave está en elegir el mejor color de luz para estudiar, uno que imite la luz natural en la medida de lo posible. Mientras que mucha gente piensa que la luz del sol es amarilla, por lo que debería ser una lámpara de temperatura más cálida, la luz solar natural está en realidad más cerca de la escala fría de blanco a blanco azulado. Una buena elección sería optar por una escala Kelvin de alrededor de 4000-4500K para una solución similar a la luz solar natural.

Cuántos vatios de bombilla led se necesitan para una sala de estudio

Hay que tener en cuenta varios factores a la hora de elegir el mejor color de luz para leer y estudiar. Por ejemplo, si vas a estudiar y leer durante el día o durante la noche. Y también depende de la modalidad de estudio y lectura, por ejemplo, si estás utilizando un libro de bolsillo, o una pieza de tecnología que emite longitudes de onda de luz LED como un ordenador portátil, una tableta o un kindle.

Lo mejor es leer y estudiar con luz natural durante el día, independientemente de si se utiliza un libro de bolsillo o una tecnología. Porque la luz natural emite longitudes de onda de luz azul natural que promueven el estado de alerta y también pueden mejorar su capacidad para concentrarse en tareas basadas en el rendimiento que requieren una atención sostenida.¹ La luz azul natural es extremadamente importante para el funcionamiento saludable del sistema biológico.

Sin embargo, el uso de la tecnología durante el día plantea problemas, ya que las fuentes de luz LED (como la tableta, el kindle y las pantallas de ordenador) emiten longitudes de onda de luz azul artificial. Se sabe que la sobreexposición a la longitud de onda de la luz azul artificial causa una amplia gama de problemas de salud emocional, mental y física.

La mejor luz para la sala de estudio

Para trabajar con todo su potencial, tu mente necesita ayuda para concentrarse. Ciertos colores pueden influir en tu capacidad de concentración y, a su vez, en el éxito de tus estudios y tareas.

Los colores de luz fría -azules y blancos- son los mejores para estudiar. Imitan la luz del día, lo que ayuda a mantener la mente despierta y concentrada. Los colores fríos garantizan que estés más atento mientras estudias.

La luz blanca es lo más parecido a la luz natural desde el punto de vista del cerebro. La luz blanca no es una longitud de onda específica, sino todas las longitudes de onda de la luz a la vez. Los azules tienen un efecto similar, aunque están en el extremo inferior del espectro visible de la luz.

Para reproducir la luz del día en tu estudio o dormitorio, querrás que las luces sean brillantes. Una iluminación más cálida y suave puede hacer que te sientas tranquilo, relajado y con sueño. Las luces brillantes te ayudarán a mantenerte despierto y concentrado, para que puedas completar tus tareas.

La luz natural es de unos 5.000K~6.500K. Los fotógrafos utilizan luces de alrededor de 5.000K para imitar un día nublado, mientras que las de 6.500K y superiores actuarán como la luz solar directa. Cuando compres bombillas LED, busca estas temperaturas de color.

Masukan

¿Estás cansado de quedarte dormido mientras lees tu libro de química? Tal vez apenas puedas mantener los ojos abiertos mientras terminas de releer a Shakespeare para ese examen de mañana (o simplemente por diversión). No importa el motivo de la lectura, las luces de estudio perfectas pueden ayudar a iluminar mientras sigues las páginas. Sigue leyendo para descubrir cómo encontrar las mejores luces para estudiar antes de tu próximo gran examen.

La luz natural del sol es, en teoría, la mejor luz que puedes encontrar para estudiar y leer. Esto se debe a que los colores y las temperaturas de color que componen la luz natural son lo suficientemente brillantes como para concentrarse, pero no tan brillantes como para provocar un dolor de cabeza. Por supuesto, es probable que estudies en interiores o de noche con más frecuencia que al aire libre y bajo el sol. En ese caso, necesitarás luz artificial para estudiar.

Los tipos de iluminación no son el único factor que determina una buena luz para estudiar. La temperatura del color también desempeña un papel importante en la iluminación adecuada para el estudio. Sigue leyendo para descubrir la diferencia entre la luz cálida y la fría y cuál es mejor para leer y estudiar.