Biotipos humanos estudio del temperamento

¿Nacemos con personalidad

El temperamento hace referencia a las diferencias individuales que se manifiestan en las primeras etapas de la vida y que determinan nuestra reacción a los acontecimientos del entorno social y físico, así como la reacción del entorno hacia nosotros. El temperamento incluye las disposiciones del niño hacia la emocionalidad, la actividad y la orientación, junto con su control del esfuerzo basado en la atención. El estudio del temperamento es un área de investigación en rápido crecimiento, y la influencia del temperamento en las vías de desarrollo y los resultados se ha reconocido ahora incluso en áreas que tradicionalmente se han considerado casi exclusivamente el resultado de la socialización, como los problemas de conducta, el rendimiento escolar, la empatía y el desarrollo de la conciencia.1,2,3

El temperamento puede observarse antes de que se hayan desarrollado muchos de los aspectos más cognitivos de la personalidad. Los padres pueden observar el temperamento en los patrones de comportamiento y las emociones del niño en diferentes situaciones. ¿Cómo responde el niño ante situaciones nuevas? ¿Cómo responde a la frustración? ¿Puede el niño controlar su comportamiento y sus emociones? ¿Cómo se tranquiliza el niño cuando se enfada? Hasta la fecha, el temperamento incluye la variabilidad del afecto positivo y el acercamiento, el miedo, la frustración, la tristeza y el malestar, así como la reactividad atencional y los controles de la atención sobre el comportamiento, el pensamiento y la emoción.1,2

La personalidad es hereditaria

Los test de personalidad son muy apreciados por los orientadores de los institutos y los autores de libros de autoayuda, pero no tanto por muchos científicos. Entre ellos existe una controversia sobre si existen tipos de personalidad bien definidos. Sin embargo, un amplio estudio publicado en Nature Human Behavior demuestra la existencia de al menos cuatro tipos de personalidad: media, reservada, egocéntrica y modelo. Cada uno de ellos se basa en el grado en que las personas muestran cinco rasgos de carácter diferentes, como el neuroticismo, la extraversión, la apertura, la amabilidad y la conciencia.

«Parecía que los rasgos de personalidad estaban muy bien aceptados y establecidos en la psicometría, pero los tipos de personalidad no», dice el coautor del estudio, Luis Amaral, profesor de ingeniería química y biológica de la Universidad Northwestern. «Me pregunté si la razón por la que no se habían podido establecer los tipos de personalidad era que no había suficientes datos».

Para tu seguridad, hemos enviado un correo electrónico de confirmación a la dirección que has introducido. Haz clic en el enlace para confirmar tu suscripción y empezar a recibir nuestros boletines. Si no recibe la confirmación en 10 minutos, compruebe su carpeta de correo no deseado.

Google scholar

Este artículo trata de los «cuatro humores» en la medicina grecorromana, una forma específica del concepto protomédico más universal del humorismo. Para la música de Hindemith coreografiada por Balanchine, véase Los cuatro temperamentos. Para la sinfonía de Carl Nielsen, véase Sinfonía nº 2 (Nielsen).

La teoría de los cuatro temperamentos es una teoría protopsicológica que sugiere que existen cuatro tipos fundamentales de personalidad: sanguíneo, colérico, melancólico y flemático[2][3] La mayoría de las formulaciones incluyen la posibilidad de mezclas entre los tipos, cuando los tipos de personalidad de un individuo se superponen y comparten dos o más temperamentos. El médico griego Hipócrates (c. 460 – c. 370 a.C.) describió los cuatro temperamentos como parte del antiguo concepto médico del humorismo, según el cual cuatro fluidos corporales afectan a los rasgos de la personalidad y a los comportamientos humanos. La ciencia médica moderna no define una relación fija entre las secreciones internas y la personalidad, aunque algunos sistemas psicológicos de tipos de personalidad utilizan categorías similares a los temperamentos griegos.

Definición de temperamento psicología

Gracias por su participación en el Estudio del Temperamento de Stony Brook. Su participación nos ayuda a comprender mejor cómo cambia la personalidad a lo largo de la infancia, la adolescencia y la juventud.

El objetivo del Estudio del Temperamento de Stony Brook es aprender más sobre el desarrollo del temperamento y la personalidad. El «temperamento» se refiere a los patrones de estados de ánimo y reacciones emocionales que son relativamente consistentes a través de situaciones y a lo largo del tiempo.    Es uno de los principales componentes de la personalidad posterior. Los padres suelen reconocer que sus hijos tienen un temperamento bastante distintivo desde una edad muy temprana.

Más de 600 familias con niños pequeños del condado de Suffolk participaron en la parte inicial del estudio. Los niños y los padres participaron en evaluaciones a los tres, seis, nueve, doce, quince y dieciocho años. Algunas familias también participaron en partes adicionales del estudio que incluían una resonancia magnética (MRI) y una evaluación de los efectos del huracán Sandy. Los jóvenes adultos que participaron en estas fases anteriores están participando ahora en otra serie de evaluaciones después de cumplir 21 años. Agradecemos enormemente el apoyo y la implicación continuos de todos los participantes y sus familias.