Ayudar a estudiar a los hijos

Cómo enseñar a un niño a estudiar de forma autónoma

En los tiempos en que íbamos al colegio, muchos de nosotros nos pasábamos la noche empollando y posponiendo los deberes. Preferíamos jugar fuera con los amigos a terminar los deberes de matemáticas. Temíamos los trabajos enormes y los exámenes intimidatorios.

Ahora que somos mayores y más sabios -y que comprendemos los beneficios a largo plazo de los deberes y el estudio- queremos que nuestros hijos tengan una actitud diferente hacia las tareas escolares. Queremos que tomen decisiones inteligentes y motivadas (consulta nuestra Guía definitiva para motivar a tus hijos).

Rendir bien en los estudios, sea cual sea el curso, requiere un buen conjunto de hábitos. También requiere diligencia y determinación. Aprender estas habilidades puede incluso ayudarles en todas las responsabilidades y retos de la vida.

Sabemos que uno de los mayores problemas con los deberes no es la incapacidad de nuestros hijos para hacerlos. Es la evitación. Aunque puede haber múltiples razones para esta evitación, podemos combatirla eliminando las distracciones.

Puede que sea una solución obvia, pero en nuestros hogares inundados de tecnología cada vez es más difícil eliminar distracciones como el móvil, el iPad o la televisión. Sin embargo, cuanto más lo hagamos durante las horas de estudio, más podrán concentrarse realmente nuestros alumnos en las tareas que tienen entre manos.

Cómo ayudar a su hijo a estudiar para un examen

4. Si a su hijo le cuesta estudiar, pruebe otros métodos innovadores como diseñar fichas para las palabras del vocabulario, un vídeo en Internet que explique la asignatura de una forma nueva o un audiolibro o podcast interesante sobre el tema que está estudiando.Esto ayudará a su hijo a mantener el interés por la asignatura.5. No elogie a su hijoA todo el mundo le gusta que le aprecien y es importante que usted, como padre, elogie a sus hijos para mantenerlos motivados. No evite elogiar a su hijoA todo el mundo le gusta que le aprecien y es importante que usted, como padre, elogie a sus hijos para mantenerlos motivados.La crianza positiva y la celebración de sus victorias (tanto grandes como pequeñas) pueden ser el estímulo que necesitan para seguir adelante.6. Planifique con antelaciónLa planificación anticipada es una estrategia probada para el éxito. Ayude a su hijo a planificar con antelación la próxima prueba, examen o tarea. Si el examen es el viernes, anime a su hijo a que empiece a estudiar con mucha antelación.Ayude a su hijo a dividir los conceptos en partes manejables y a abordarlas día a día.

Consejos de estudio para niños

Estudiar puede ser una tarea frustrante cuando parece que no estás reteniendo los conceptos, no sabes en qué centrarte, estás haciendo lo mismo y repetitivo una y otra vez y no te sientes preparado para el examen. Cuando los niños se sienten así, a menudo evitan estudiar, se niegan a estudiar o se desconectan mientras estudian. Es posible que oigas frases como “¡No me importa!”. “¡Odio esto!” “Esto no lo entiendo”. “No puedo hacer esto”, etc.En este artículo encontrará varios consejos eficaces para estudiar información escrita (como la de un libro de texto) y recordar palabras de vocabulario (lo que suele ser obligatorio en las clases de ciencias y estudios sociales). Estos consejos dan indicaciones sobre cómo estudiar y pretenden que la sesión sea menos frustrante y más significativa, a la vez que dan a su hijo una sensación de logro al final de la sesión. Para algunas de estas estrategias, usted u otro adulto o niño mayor tendrán que participar y/o proporcionar orientación hasta que su hijo sea más independiente en sus habilidades de estudio.

¿Deben los padres obligar a sus hijos a estudiar?

No es ningún secreto que la clave del éxito estudiantil es como un puzzle. Muchas piezas deben encajar para que el éxito sea óptimo. Los estudiantes deben tener el deseo y el impulso de triunfar. Es útil que los padres acompañen tanto a la escuela como al alumno, proporcionándoles ayuda y apoyo cuando lo necesiten. Y la escuela debe hacer su parte proporcionando una enseñanza de calidad, un entorno propicio y un sistema integrado de apoyo escolar.

Una de las claves del rompecabezas es enseñar intencionadamente técnicas de estudio a los alumnos. De hecho, es una de las piezas más importantes del rompecabezas si queremos crear alumnos para toda la vida. Por desgracia, la mayoría de los profesores no conocen todos los componentes de las técnicas de estudio. Afortunadamente, son fáciles de aprender y aplicar en cualquier aula.

Entonces, ¿qué son las técnicas de estudio y por qué enseñarlas? La respuesta a ambas preguntas es sencilla. Las técnicas de estudio son habilidades que se utilizan para adquirir información, mejorar la comprensión y mejorar el rendimiento. Las enseñamos para nivelar el terreno de juego, ya que no todo el mundo aprende de la misma manera y porque cada niño tiene sus propios puntos fuertes. Las técnicas de estudio también nos ayudan a enseñar a los niños la responsabilidad, ya que ellos reciben la culpa o el mérito del trabajo que hacen.